Este blog nace, como cada uno de los que he abierto, en los que he escrito un poco y he acabado cerrando, por un profundo deseo de escribir y que me lean. De momento no he conseguido ni lo uno, ni lo otro. Si estás aquí, quizá sea la última vez, así que aprovéchala.

Mi nombre es Alberto. No me gustan las etiquetas, ni siquiera las profesionales. Te diré que me dedico profesionalmente a la comunicación corporativa y al marketing en empresas, que me gustan los libros en papel, que me avergüenza que me guste el Kindle, que últimamente prefiero el vino a la cerveza y que tengo una amplia colección de contracturas en la espalda.

Ahora que me conoces más que la mayoría, espero que sigas navegando por la web y, quizá, leyendo algún artículo.

Y si quieres decirme algo, escribe: